Hábitos para mejorar la alimentación en pareja

2S9UCLX4CZ

Comenzar a vivir con tu novio(a) es una tarea que requiere una gran cantidad de exigencias, pero al final del camino cada uno de los esfuerzos invertidos rendirán sus frutos, al traducirse en una sana y fuerte relación que será parte esencial del proyecto de vida de cada una de las personas involucradas.

Y los hábitos alimenticios ciertamente ocupan uno de los puntos principales en las negociaciones. Sin importar si ella o él tienden a cuidarse más, lo mejor es encontrar un equilibrio en el que la salud salga ganando. He aquí algunos consejos básicos para ello:

Establecer límites entre lo saludable y los premios

Este punto dependerá fuertemente del tipo de cuidado que tiene cada persona de la pareja a nivel de ejercicios. Si se entrenan, podrán darse gustos más a menudo. Mientras que, si la actividad física está reservada para muy pocos espacios, pues entonces las tentaciones dulces en forma de cualquier postre tendrán que ser reservadas solamente para ocasiones especiales.

Identificar tendencias diferentes para salir de la zona de confort 

Investigar nuevas recetas relacionadas con diferentes culturas es una buena opción para variar las comidas en casa y no aburrirse, sin tener que recurrir a los restaurantes muy a menudo, lo que traerá consigo mayores gastos, y mayor ingesta de alimentos también, ya que casi siempre las porciones son más grandes y preparadas con ingredientes menos saludables.

La colaboración entre ambas partes es vital

Es muy probable que alguna de las personas involucradas tenga menor fuerza de voluntad para respetar las metas establecidas a nivel de dieta, por lo que su pareja debe estar allí para prestar el apoyo necesario en los momentos de flaqueza mental.