Maneras de enamorar a alguien según la ciencia

Los consejos que leemos o nos da algún amigo para conquistar a otra persona pueden funcionar para algunos pero no garantizan nada de nada. Si no hay hechos y ciencia de por medio, la credibilidad de ese consejo o teoría será escasa.

amor y ciencia

 

Por ello os queremos aportar las conclusiones de algunos estudios científicos que demuestran las maneras más eficaces de conquistar a una persona.

1) Gesticular. Según un estudio realizado por profesores de diversas universidades americanas durante citas rápidas (speed dates), han llegado a la conclusión de que la gente que gesticula y realiza más movimiento expresivos, tiene más posibilidades de conquistar a otra persona. Muestra más proactividad y te hace ver como una persona con confianza en sí mismo, en lugar de alguien que está quieto y apenas se expresa con movimientos.

2) Ir acompañado de un perro. El estudio realizado entre académicos de Israel y Estados Unidos considera que tener un perro aumenta las posibilidades de encontrar pareja estable. Esto se debe a que las personas que tienen un perro reflejan responsabilidad y compromiso, al tener que cuidar de su mascota con regularidad. También se les percibe como gente más feliz y relajada.

3) Preocuparse por el medio ambiente. En otro estudio realizando entre académicos de las universidades de Loyola en Maryland y de Carnegie Mellon en Pensilvania, defienden la teoría de que las personas que compran productos pensando en sus efectos sobre el medio ambiente, tienen más posibilidades de mantener una relación a largo plazo. Mientras que personas que compran productos lujosos y que pueden contaminar el medio ambiente, serán más propensas a tener relaciones de poca duración.

Cómo saber si tu pareja también es tu mejor amigo

Si crees haber encontrado tu media naranja, posiblemente sea mucho más que tu pareja. Hay detalles pequeños (y no tan pequeños) que indicarán si lo vuestra va más allá del amor.

pareja-amigos

1) Siempre recurres a él/ella

Cuando tienes algún problema, ya sea grave o no, tu pareja es la primera persona a la que recurres para aconsejarte y ayudarte resolver esa situación. Sabes que siempre puedes contar con él/ella para lo que sea.

2) A menudo pensáis lo mismo

Resulta que estabas pensando en algo y tu pareja, poco después, lo comenta en voz alta. O directamente los dos sacáis un tema de conversación casi a la vez. Eso quiere decir que tenéis muchísimo en común y que tenéis una conexión muy fuerte.

3) Sólo quieres estar con él/ella

Estar con esa persona te llena mucho más que pasar el tiempo con otros. No te gusta estar separado ni alejado de tu pareja durante demasiado tiempo y constantemente piensas en él/ella. Esto también indica que tu pareja puede que sea tu mejor amigo.

4) Hay muchísima confianza

En cualquier situación existe una fuerte confianza entre ambos. Sabéis que os podéis fiar el uno del otro sin tener que preocuparos de que pueda pasar. También os sentís cómodos juntos y no os molesta las apariencias que pueda tener, ni que puedan pensar los demás.

5 cosas que no tiene porque saber tu pareja sobre ti

Hay parejas que lo comparten absolutamente todo entre ellas sin esconder detalle, pero también existen otras que solo cuentan ciertas cosas y omiten otras. Lo ideal es que haya un equilibrio entre ambas, aunque tampoco está de más contarlo todo si existe una unión muy fuerte y os entendéis perfectamente de esa manera.

Si eres de esos que quiere guardarse alguna que otra cosa para si mismo, estás en tu derecho. A continuación os indicamos algunas cosas que es mejor no contar, sobre todo si acabáis de iniciar una relación.

shhh

1) A dónde vas

Si confiáis el uno en el otro, entonces no hará falta informar constantemente de nuestros movimientos. Si quieres decir cuál será tu paradero, ningún problema. Pero el problema surge cuando te exigen esa información. Eso muestra signos de desconfianza y de que esa persona es muy controladora, algo que no conviene demasiado. Recuerda que tienes derecho a hacer tus cosas y tener tiempo para ti.

2) Con quién vas

Este punto va de la mano del anterior. Queda con tus amigos, conocidos, etc cuándo quieras sin tener que justificarte. Si a tu pareja no le gusta la gente con la que sales, entonces tendrá que empezar a acostumbrarse y aceptar a la gente que tu aprecias.

3) Tu historial de parejas (sexuales)

Eso es algo que deberías guardarte para ti, sobre todo si eres mujer. Se te juzga injustamente por tu género y se te mira de otra manera solo por ser una chica. Si no te sientes cómodo compartiendo esa información con tu pareja, entonces no lo cuentes. Nadie más tiene porque saberlo si no quieres.

4) Llamadas y mensajes

Las llamadas y los mensajes que son para ti… pues eso, que son para ti. Nadie más tiene porque saber quién los envía al menos que decidas compartir esa información. Recuerda que forman parte de tu espacio personal y privado, por lo que tu pareja no debería cuestionarte al respecto.

5) Cuanto dinero ganas

Tus finanzas también son cosa tuya. Al menos que tengáis pensado un proyecto a largo plazo en el que juntar vuestros ahorros, entonces no tienes porque dar esos datos. El dinero que ganas es tuyo y haces con el lo que te de la gana. Tu lo manejas a tu gusto y decides si quieres contar cuanto ganas trabajando.