Tener sexo durante las vacaciones

Las vacaciones en la playa evocan desconexión, relax, descanso, pero también diversión y, por qué no, sexo. Un extra avivado por esos calores estivales que hacen resurgir el deseo de los veraneantes. Tener sexo en vacaciones para las singles, no resulta una actitud superficial ni fácil. Si todavía no se ha encontrado el amor, ¿por qué negarse a disfrutar de estos pequeños placeres de la vida?

En el verano, con el buen tiempo, la libido aumenta.

Dicen los hombres que si una mujer se lo propone, volverá a casa con un ligue (ellos siempre están disponibles). Pero la desesperación no es buena. Engancharse a lo primero que se cruce es una opción para levantar el ánimo, pero si el sexo resulta decepcionante, no te quedará buen saber de boca. El sexo por el sexo está muy bien, pero es mejor si hay un feeling con el partenier. Probar y reprobar cuando se tiene hambre, acaba dejando el estómago vacío y la cabeza abotargada.

Si lo tienes claro, puedes aprovechar estos encuentros para desinhibirte y hacer realidad tus fantasías sexuales. Es un desconocido al que no vas a volver a ver y que no te va a juzgar. Todo vale siempre que ambos estéis de acuerdo. Que no os conozcáis de nada no significa que os faltéis al respeto. Si todo está claro ¡adelante! Cumpliendo estas premisas, lograrás disfrutar plenamente del sexo sin amor.

¡Protégete! Recuerda que estás practicando sexo con alguien desconocido. No te puedes fiar de lo que te diga si no quieres tener cinco minutos de gloria y una eternidad de arrepentimiento. Así que te recomendamos las siguientes medidas para practicar sexo seguro.

Siempre con preservativo. Es la primera regla básica. El VIH, las ETS (Enfermedades de Transmisión Sexual) y los embarazos no deseados están esperando que bajes la guardia para hacer acto de presencia. No sólo te acuestas con él, sino con todas las parejas que este individuo ha tenido a lo largo de su vida. Puedes utilizar algún método de respaldo, como los espermicidas, que asegure aún más esta relación (por si se rompe el condón, por ejemplo). Si os ha pillado en un ‘aquí te pillo’ y no tenéis nada a mano, no te arriesgues. Podéis disfrutar de otros juegos, como la masturbación, igual de placenteros.

Ni en tu hotel ni en el mío. Mejor en un sitio neutral. Si no quieres volverle a ver, nunca sabrá dónde te alojas. Además deberás dejar aviso a tus amigos para que estén al tanto. No sabes si la persona a la que te llevas a la cama es un psicópata disfrazado de abuelita.

Que no afecte a tu estabilidad emocional. ¡Esto es practicar sexo! Si intuyes que el remordimiento puede hacer acto de presencia después de este tipo de relaciones y provocarte una inestabilidad emocional, abandona a tiempo. Pero si das el paso y no vuelves a saber de él, no te angusties. Recuerda la maravillosa noche que pasaste a su lado.

16 ideas en “Tener sexo durante las vacaciones

  1. No creas.. la pasión y atracción también es muy importante, por no decir lo que más importa en una relación.. sea larga o corta

  2. j’aime ce genre de vacances mais je connais toujours la personne depuis plus de 2 mois avec des communications internet. Donc je connais ses goûts et elle connait les miens. Ce sont des vacances inoubliables et bien accompagnées.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *